Psicología Deportiva

Población general con entrenamiento personal:
Adherencia a la práctica deportiva.
Motivación hacia la práctica del deporte.
Establecimiento de objetivos.
Adaptación a estilos de vida saludables y continuidad en el tiempo.
Deportistas lesionados y proceso de readaptación a la competición
Gestión del estrés causado por la lesión y la futura vuelta a la competición.
Aumento de la autoconfianza y la autoestima.
Gestión de los miedos provocados por la lesión.
Entrenamiento de recursos psicológicos para la vuelta a la competición (control de activación, motivación, control atencional...).
Preparación a deportistas para el entrenamiento y la competición
Mejora y puesta a punto para el máximo rendimiento de habilidades psicológicas que intervienen en entrenamiento y competición (motivación, concentración, control de activación, ansiedad competitiva, gestión del estrés y de la presión por rendir y/o competir, autoconfianza, etc…).
Bienestar personal del deportista y prevención del burnout.
Asesoramiento y compatibilización del deporte con otros ámbitos de la vida del deportista.